Justicia imparcial

La imparcialidad se entiende como la obligación de actuar con sujeción a la ley, y sin favorecer o perjudicar a nadie. De la misma manera, establece el derecho para los particulares de exigir legalmente que el juez responda por el incorrecto ejercicio de su encargo en caso de que actúe con parcialidad. Este concepto implica también que la institución impartidora de justicia garantice la previsibilidad de las resoluciones; es decir, casos semejantes deben tener conclusiones semejantes. Vale la pena enfatizar en este punto que la jurisdicción administrativa se constituye como el medio de defensa inmediato de las personas en contra de los actos de autoridad que afectan su esfera jurídica. Es por esta función primordial que la imparcialidad de la institución involucrada en su conjunto cobra vital importancia: es la reguladora de la actuación de la autoridad y la garante de la legalidad de su actuar.

variables VARIABLES

indicadores INDICADORES

Imparcial

• Existencia de contralorías internas.

• Decisiones colegiadas.

• Instancia de apelación.

La imparcialidad es uno de los atributos más importantes de la justicia. Sin embargo, también es uno de los más difíciles de medir. A través de este estudio buscamos hacer una aproximación al tema a través de variables indirectas que podrían sugerir mayores o menores capacidades de los TJA para ser más imparciales.

Considerando que la mayor parte de los TJA cuentan con mecanismos de defensa de las partes en casos de duda acerca de la imparcialidad del juzgador y además existen contralorías internas y cuentan con instancias de apelación, se puede decir que con base en estos criterios existen garantías de imparcialidad.

SUBIR